Vecinos de Villalba de la Sierra bailan una particular versión del ‘Jerusalema challenge’ contra las macrogranjas