El violador de la Verneda, ya en libertad, pide perdón a sus víctimas: “No se lo merecen”