El ‘violador del ascensor’ no tendrá ningún beneficio en el próximo cuarto de siglo