El violador del ascensor llega a los juzgados