Violencia en el fútbol: decidieron fallar el penalti para que la tensión no fuera a más