El pacto de Estado contra la violencia machista protegerá a los hijos de madres asesinadas