El guardia civil acusado de matar a su mujer mantiene su versión del suicidio