Planeaban una acción violenta contra el presidente Emmanuel Macron