Acomoda a su bebé en la esquina de un aparcamiento y... ¡echa a correr!