Con 61 años vive en el cuarto de contadores de un edifico de vivienda pública de la Generalitat valenciana