Seis de cada diez viviendas de Lorca son habitables