El sindrome postvacacional afecta por igual a mayores y pequeños