Las autoridades investigan si la tragedia del Whakaari podría haberse evitado