Indignación por un vídeo de yoga extremo para bebés