Llevar tacones altos puede producir daños en el sistema nervioso