Decenas de voluntarios ayudan a limpiar a los vecinos de las zonas más afectadas por las lluvias torrenciales