No salir de las zonas delimitadas, fundamental para evitar avalanchas