Arqueólogos españoles hallan los restos de una gran dama egipcia de 3.800 años de antigüedad