La Audiencia Provincial de Cádiz considera que modificar consolas puede ser delito