Blackberry duda en dar continuidad a su sistema de mensajería instantánea