La CMT sólo quiere WiFi público y gratuito si es lento y poco potente