El CSIC no tiene constancia de que "en su ámbito" haya precariedad entre investigadores