¡Cuidado! Brad Pitt puede ser un virus