Darse la mano a través de Internet, ya es posible