Expertos trabajan en una 'piel inteligente' para los aviones permitiéndolos 'sentir'