Facebook no quiere activar el botón del pánico por miedo a intimidar a sus usuarios