Un bebé gatea en el alféizar de una venta de un octavo piso