El Gobierno de EEUU reconoce los beneficios de la piratería en Internet