González-Sinde: "Me sentía que estaba en una guerra fundamentalista"