La amenaza de Google en China, aplaudida por los activistas y disidentes asiáticos