'Hackers' quieren su propio satélite para evitar la censura en Internet