Llega el detector de ondas cerebrales para controlar el final de las películas con la mente