Pablo y Ángel, los españoles finalistas que aspiran a colonizar Marte