Microsoft niega que vaya a fabricar sus propios teléfonos