La NASA capta una explosión solar