Nintendo, Sony y EA retiran su apoyo a la 'ley Sinde' de EEUU