Nintendo redujo un 66 por ciento su beneficio anual hasta 648 millones euros