Samsung investiga un Galaxy S III que supuestamente explotó