Sony prueba el alquiler por Internet como vía de distribución para sus películas