Tim Cook aprovechará el lanzamiento del nuevo iPhone para afianzar su posición en Apple