Trabajar sentado durante 10 años duplica el riesgo de sufrir cáncer de intestino