Twitter, valorada en 4.000 millones de dólares