La red, llena de mentiras de lo más verosímiles