El acelerador de partículas, récord mundial de energía