Un asteroide del tamaño de un camión rozó la Tierra este fin de semana