La brasileña Embraer vende ocho aviones a la aerolínea alemana Lufthansa