Los buscadores podrían tener que pagar por usar las redes de los operadores