El consumo de chocolate reduce el riesgo de sufrir ictus e infartos