Miedo ante la posibilidad de que el ciberataque haya dejado una sorpresa en tu ordenador