Las nubes no dejan ver el eclipse en la mayor parte de Europa